Recetas para un intercambio exitoso : el estudiante

Si es la primera vez que participas en un intercambio, puede ser difícil saber cómo afrontarlo. Para ayudarte y asegurarte que tu intercambio sea una buena experiencia y la puedas aprovechar al máximo te damos la receta perfecta:

intercambio-300x225 Recetas para un intercambio exitoso : el estudianteÉchate un clavado en la cultura

Dice el dicho – Cuando estés en Roma, compórtate como los romanos -,  cuando participas en un intercambio, la convivencia con la familia anfitriona va a ser una experiencia muy enriquecedora culturalmente ya que irás participando en la vida diaria de la familia. Déjate llevar y sumérgete completamente aceptando todas las nuevas experiencias aunque algunas puedan parecerte fuera de tus costumbres. Podrá ser la comida, una tradición local o un pasatiempo. Es seguro que darás un paso adelante, aprenderás algo nuevo y conocerás gente interesante durante tu estancia.

Comparte tu cultura

Intercambio significa dar y recibir; así como es importante sumergirte en la cultura de tu familia anfitriona, ¡no olvides que a ellos también les encantaría conocer tu cultura! Trata de cocinar un plato típico tuyo, mostrarles una película, enseñarles una canción y expresiones típicas tuyas para que te conozcan mejor.

Comunícate en el idioma que viniste a aprender

¡Esta parte va a necesitar un poco más de disciplina! Comunicarte en otro idioma y no poder darte a entender puede ser frustrante y es posible que aproveches cualquier oportunidad para poder hablar tu idioma. Sin embargo mientras más trates de hablar el idioma que estás aprendiendo, más rápido te integras. Cuando cometas errores, usa cada uno de ellos para aprender algo nuevo, simplemente pidiéndole a tus nuevos amigos o a tu familia anfitriona que te corrijan.

No seas una Isla

Integrarte a una familia anfitriona y a un lugar completamente nuevo puede llegar a ser bastante desafiante y puede que tu instinto te haga encerrarte en tu cuarto o quedarte en tu zona de confort. Eso suele pasar sobre todo al principio cuando echas de menos a tu familia y tu cultura. Mientras más tiempo pases con tu familia anfitriona y participes en las actividades que te ofrezcan, más rápido te vas a sentir en confianza y pronto te sentirás como parte de la familia. Esto no solo te va a ayudar a dejar de echar de menos a tu país, también te permitirá interactuar con tu nueva familia, aprenderás más sobre su cultura y el idioma y podrás hacer amigos para toda la vida.

Escrito por Hati Whiteley-Traducido por Andrés Roth
Corrección por Marine Le Toulouzan